Este año el Frente de Estudiantes celebramos nuestro 5º aniversario de la misma forma que echábamos a andar en 2015: llamando al estudiantado a la organización. Hoy, en un contexto donde la salida a la crisis es a costa de nuestros derechos y nuestra salud, constatamos la validez de las tesis y el proyecto que nació en el Congreso de Unidad Estudiantil. Hace cinco años analizamos la necesidad de construir una herramienta válida para la lucha del conjunto del estudiantado, en la que pudiésemos hacer frente a los ataques a la educación pública, poniendo los cimientos para conquistar una educación al servicio de la clase trabajadora.Una proyecto, un verdadero movimiento de placas, trabajo, militancia… Acompáñanos y sé partícipe de los #5AñosFdE.

Los aprendizajes del movimientos estudiantil tras años de movilizaciones confluyeron en 2015 en la celebración del Congreso de Unidad Estudiantil. Hace 5 años la lucha por la educación pública vivió un verdadero movimiento de placas: no solo se devolvía al estudiantado su herramienta para la lucha, enfocada en el trabajo sindical de base en los centros de estudio, sino que se abría un horizonte de unidad real del conjunto de la comunidad educativa. En otoño de 2017 comenzábamos a vislumbrar la posibilidad de una gran movilización unitaria y así fue cuando el 9 de marzo de 2018 se dio, en unidad con las organizaciones de la Plataforma Estatal por la Escuela Pública, una importante movilización de la que derivaron grandes victorias y un fuerte avance de la organización estudiantil.

El Frente de Estudiantes es algo más que una organización estudiantil, es la herramienta del conjunto de los y las estudiantes en sus centros de estudios. El trabajo de base es el elemento que hace a la organización útil en lo concreto, nos permite actuar sobre el día a día, codo con codo con nuestros compañeros… Pero, además, el proyecto sindical del FdE permite dar a toda lucha y reivindicación concreta una dimensión general. A lo largo de estos años hemos recabado experiencias de lucha unitaria. No solo con la comunidad educativa de nuestros centros, si no con el movimiento obrero más allá de lo estudiantil-educativo: sabemos que su lucha y nuestra unidad es fundamental en las transformaciones sociales.

En estos cinco años hemos tenido tiempo de acumular una serie de fechas significativas. Uno de los grandes acontecimientos que hoy queremos recordar fue la participación del sindicato en el Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes (FMJE) en octubre de 2017 en Sochi (Rusia).

Hace menos tiempo, el 10 de mayo de 2019 realizamos un acto público sobre la educación en Madrid donde participaron dirigentes del sindicato, representantes de la comunidad educativa y de los trabajadores.

De otro tipo también queremos hacer memoria de dos grandes momentos: el despliegue de dos importante reivindicaciones por todo el país.

Gobierne quien gobierne la educación depende de ti.

Acceso a la universidad: una cuestión de clase.

La celebración del 5º aniversario no es únicamente la celebración de un proyecto que continúa y crece, supone también la reafirmación de unas tesis que supusieron el movimiento de placas del que ya hemos estado hablando en estas semanas. Hoy pondremos la mira en uno de los puntos más importantes: el trabajo de base. El trabajo de base, el trabajo día a día con nuestros compañeros y compañeras de clase como la herramienta que incorpora a los estudiantes a la transformación de la educación.

Si hablamos del 5º aniversario no podemos irnos sin recordar el I Congreso de Unidad Estudiantil donde nació el Frente de Estudiantes.

Este proceso se vio acompañado, dos años después, por el II Congreso donde continuamos avanzando y construyendo nuestro proyecto para llegar hoy donde estamos tras un III Congreso atípico por la situación sanitaria, pero del que salimos reforzados y con energías renovadas para continuar hasta que consigamos la educación que merecemos.


¡Por último os anunciamos el acto de clausura del aniversario!